miércoles, 11 de mayo de 2011

Razón y racionalidades

La pluralidad de usos del término <<razón>> indica que ya no se trata de una facultad uniforme. Se trata de un conjunto de capacidades que los seres humanos podemos ejercer de maneras muy diferentes. Kant dice que existen diversos usos de la razón, por eso se suele hablar de racionalidades para destacar la pluralidad de aplicaciones.
  • Razón teórica y razón práctica: podemos usar nuestra capacidad racional para alcanzar la verdad (razón teórica) y para lograr la felicidad (razón práctica).
La razón teórica se ocupa de aquello que no puede ser de otra manera, por lo que se intentará buscar la mejor explicación posible.
La razón práctica se ocupa del estudio de realidades que pueden ser o no ser, o que pueden ser de mucha maneras diferentes. Es la razón prudencial porque es el equilibrio entre razón y deseo.


  • Razón histórica y razón vital: 
La razón histórica procede de nuestra convivencia del devenir histórico. La razón no es una capacidad fija e inmóvil, ajena al tiempo, sino una realidad histórica.
La razón vital la desarrolo el filósofo español Ortega y Gasset que decía que la razón vital no es un modo de razón comparable a otros, sino que es la vida como razón. La razón es un elemento constitutivo de la vida, de manera que esta no se puede entender sin la razón.

  • Razón instrumental y razón comunicativa:
 En la actualidad aspiramos a dominar técnicamente los procesos naturales para satisfacer nuestras necesidades. El conocimiento teórico se ha convertido en un instrumento para fabricar artefactos con los que dominar la naturaleza. Por esto se ha llegado a hablar del ser humano como homo oeconomicus, queriendo significar que las personas actuando intentando sacar el máximo rendimientos a los limitados medios de que disponemos.
La racionalidad humana también puede ponerse al servicio de la búsqueda de acuerdos y consenso (uso comunicativo o hermeneútico de la razón)